Raíz abierta de Diego Alegría (Pez Espiral, 2015). Presentación de Raúl Hernández y selección de poemas

Raíz-abierta

 

 

Las palabras rondan aún tiernas lo inefable. Presentación de Raíz abierta de Diego Alegría por Raúl Hernández

 

Podemos comenzar a hablar del libro de Diego Alegría, esta Raíz abierta, primer libro del autor, a partir de este epígrafe de Rainer Maria Rilke que se encuentra al comienzo del poemario. Las palabras rondan aún tiernas lo inefable.

Las palabras aquí son las protagonistas, pilares esenciales de la descripción de todo paisaje, emoción y contemplación. Las palabras, tomadas con cuidado para lograr una composición, un trazo breve y directo, esa idea de alineación de las cosas, como lo podría sentir un pintor, un pianista o un relojero. Pues bien, Raíz abierta toma la palabra como eje primordial para componer poemas que van hilando un sentir de raíz, como nos los dice el título del libro. Un sentir de raíz hacia la tierra, como un reencuentro con la naturaleza que es también un escenario fundamental en este libro. La naturaleza como escenario y horizonte.

De este modo Raíz abierta, primer libro del autor que ha sido publicado por la editorial Pez Espiral, nos va señalando un reencuentro con lo cotidiano, lo mínimo y lo esencial, trasladándonos a un esperado descanso. Un acercamiento a un tenue respirar. Y es eso lo que sentimos al acercarnos a cada poema que transita por este poemario. Poemas como semillas, que en las páginas aparecen como pequeños secretos que desconocemos y ocultamos de nuestra propia vida y tránsito diario. Es también la cercanía a la poesía japonesa del hayku lo que nos quiere regalar este libro. Cada poema recorre ese instante calmo y genuino de la contemplación. Podemos así leer, de pronto, este poema: “al interior / del árbol // brota // la ceniza”.

Así llega este libro de Diego Alegría, entregándonos una idea de poesía minimalista que se sustenta a partir de cada imagen que es expuesta en estos breves poemas. Se recomienda una lectura detenida y momentánea de cada uno de estos textos, pues aquel pausado instante nos irá dando una idea clara de lo que puede ser la escritura poética y la cercanía con los momentos vitales de cada día.

Finalmente, podemos apreciar el compromiso del autor con una poesía clara y limpia, en donde la observación y la sutil imagen del momento logran ser protagonistas de cada poema, aspecto que se destaca y que permite considerar a Raíz abierta como un trabajo de calidad que logra sobresalir y situarse de buen modo en el escenario actual de los poetas emergentes de nuestro país, recordándonos siempre que: “el poema no debe / dibujar el océano / sino abarcar  / su distancia”.

 

 

 

Selección de poemas

 

 el poema no debe

dibujar el océano

sino abarcar

su distancia

 

 

***

 

 

la puerta

del acantilado

siempre estuvo

 

abierta al mar

 

 

***

 

 

mientras

cruzo el río

 

desaparece

 

tu silueta

 

 

***

 

 

pierden color

 

los hilos

que cosían

 

nuestras bocas

 

 

***

 

 

separados

caen del risco

 

la roca

 

el árbol