Entrevista a Camila Moreno.

Tiempos de cambio

Camila Moreno es sin duda una de las cantantes chilenas más importantes y cautivadoras de los últimos años, es que su voz enciende los escenarios nacionales y su carisma no deja a nadie indiferente. Esta ex integrante del grupo musical “Los disfruto” ha causado expectación por las tópicos de sus canciones, directas y alusivas a temas contingentes.

Fue así como a principios de 2010 junto a Manuel García y  Nano Stern se subió al escenario del festival del Huaso de Olmué y se blandió cantando   “Ellos gobernaron: el pasado, la rutina, la energía, no gobernaran el futuro”, lo cual le valió más de una censura y varias páginas en los diarios.  En este festival de Viña nuevamente se lució de la mano del grupo puertorriqueño Calle 13. Esta vez me la encontré en la marcha por las Energías limpias, en la cual nos ofreció la entrevista que compartiré con ustedes.

 

¿Qué pretendes trasmitir con tus canciones?

Finalmente, cuando uno escribe sobre canciones de protesta o se adhiere a marchas a fines con causas, creencias o ideales, lo que uno busca es trascenderse, ir más allá de la individualidad y tratar de hacer un servicio.

¿Cómo observas el desarrollo musical en Chile?

La música hoy día tiene lugar, es escuchada por gente y yo tengo suerte de que alguna gente me escuche, entonces creo que el músico tiene un rol comunicador y social importante que asumir. Yo podría quedarme haciendo canciones que sólo hablen de mí, cosa que también hago porque es una parte de mi vida, pero también hay otra parte donde me importa hablar de cosas que nos afectan a todos, y que pueden llegar a ser un servicio para la vida.

¿Te ha traído consecuencias ser tan directa y confrontaciones?

Esto me ha traído problemas y no sólo con los sellos. Siempre van a haber managers que te digan no digas esto acá o cuídate. Pero lo que pasó en Olmué, por ejemplo, para los manager fue una mala estrategia, porque así se me cierra una puerta.  Pero todo tiene que ver con la meta que uno tenga, a mí no me importa quemarme como lo hizo Calle 13 en el festival de Viña.

¿Te da miedo?

Yo no tengo miedo a decir las cosas, es como cuando calle 13 dice “Me tienen miedo porque yo no tengo miedo”, yo sé que la gente amedranta, yo sé que a René lo han amenazado de muerte y no sólo en América Latina. Sé que la muerte John Lennon no fue ocasional, no me compro la del Fans. Ellos son mis referentes de personas, porque  están luchando por causas humanas y vitales, es algo que me preocupa y pienso todo el día en cómo ayudar, que se puede hacer, como criticar, desde donde informarse, eso es algo que ocupa gran parte de mi vida cotidiana y me importa darle energía a eso.

¿Cuáles son las temáticas que te interesan abordar?

Yo trabajo mis temáticas desde distintos lados, desde hace cinco años que estudio medicina mapuche y lo que hoy día me importa es recuperar el conocimiento que se perdió y que continuamente nos mantiene separados de ese lugar.

¿Cuál es tu compromiso?

Mi compromiso es con el conocimiento, creo que una tierra que no se sabe trabajar es  una tierra que también está en manos de gente occidental, como el concepto de propiedad privada, pero lo que hay que recuperar es la cosmovisión y el conocimiento ancestral y eso tiene que ver con cosas muchísimo más conectadas con la naturaleza, con el ser mujer, tenemos una geografía particular y eso fue lo que estudiaron los mapuches.

¿Tu relación con el pueblo mapuche?

Hoy en día se ve al pueblo mapuche como un folclore, como que el pueblo chileno tiene la cueca, la semana de la  chilenidad y van a poner una niña bailando Rapa Nui y a un loco bailando cueca y a otro vestido de mapuche. El sistema chileno se encarga de ponerlos como parte de su folclore y eso no es así, eso es rebajarlos un lugar súper pequeño.

¿Qué lugar tiene la mujer hoy en día en la sociedad, que ha cambiado?

Las mujeres portamos el conocimiento y el patriarcado ha aportado de cierta forma con el pisoteo que hay sobre la mujer, con lo segundo que ella es en la sociedad de hoy día y durante mucho tiempo, eso ha permitido también que la mujer pueda guardarse y contener, pero no creo que tenga relación con que yo sea mujer, más bien con que la energía femenina es súper power.

Las mujeres hoy en día la llevamos en inteligencia, conocimiento, convicción,  no tiene que ver conmigo sino con las mujeres en general, y ahí está mi abuela, mi madre, mis hijas -cuando hayan si es que las habrán- (risas) y con aquellas que me rodean.

La verdad es que siempre en el arte como en la música en general miré a las mujeres, primero Mazapán, Cristina y los subterráneos, Mecano, Byork… todas las que cantaban solas me emocionaban y creo que la admiración hacia ellas hizo que yo quisiera identificarme con esas cosas, porque tiene que ver con una entereza y una integridad en lo que uno es, para salir a un escenario sola o con banda. Con mujeres es otra la energía.

¿Un momento inolvidable en tu carrera?

Creo que fueron hartos momentos sucesivos y rápidos, para mi fue haber entrado a sello azul, y la nominación al Grammy, pero  creo que fue Olmué lo que más llamó la atención , de hecho por eso me llamó René (Calle 13) a tocar con ellos, porque me vio a través de un video.

Tu paso con calle 13 en el festival de viña…

Fue enriquecedor tocar con Calle 13, fue bonito y crecí mucho profesionalmente, porque ellos son ultras mega famosos pero son muy humildes, sobre todo conscientes y tienen certeza  y eso se respira en los ensayos, en el escenario. Hay una energía con respecto a esa certeza e integridad que hay relajo no hay miedo ¿cachay? Pero están diciendo cosas super fuertes, pero desde una verdad y no desde una duda, eso es distinto.

¿Te ha pasado la cuenta el cansancio?

Me ha pasado mucho la cuenta el estrés, el 2009 lo pasé pésimo. Fue un año muy malo para mí.  Empecé a tener visibilidad pública, fue demasiado desagradable para mi, me pasaron puras cosas malas, lo que pasa es que la sociedad está mal educada con respecto a las figuras públicas,  es como si te vieran como una cosa, es súper absurdo como la gente se relaciona con el artista y como el artista se relaciona con la gente también, el artista es visto como una cosa y como un ser humano.

¿Eres muy accesible y amable con la prensa y el público, alguna vez dices no?

Para mí es una casualidad que sea yo, igual me ha traído problemas con la familia, me exigen que este más y yo no puedo estar tanto, entonces me he acorazado.

¿Qué proyecciones tienes ahora?

Estoy haciendo mi segundo disco, estoy sacando la tesis en la escuela (Projazz), me quiero ir de Chile a estudiar piano, especializarme, así como encerrada y que nadie me hable (ríe). Llevo demasiado tiempo haciendo lo mismo, ya estoy media cansada, de hecho la banda ahora está más rockera, y quiero aprender a tocar piano y experimentar cosas que me sorprendan.

*Fotografía de Antonio San Martín.