Cuatro entregas poéticas del mundo


Sofía Castañón, desde Gijón.
Tempu de render (Tiempo de render)

(Gijón, 1983), filóloga hispánica, trabaja como guionista y realizadora para la productora audiovisual Señor Paraguas. Es articulista para distintos medios de prensa escrita y digital. Ha publicado los libros Animales interiores (Premio Asturias Joven 2oo6),Últimas cartas a Kansas (Premio Poesía Joven Pablo García Baena 2oo7) y Tiempu de render (Premio Nené Losada Rico, 2oo9), así como los cuadernos Culpa de Pavlov (Premio Jóvenes Creadores del Ayto. de Madrid, 2oo8) y La sombra de Peter Pan (Ed. del 4 de agosto, 2oo9). Ha sido incluida en antologías como HankOver/Resaca, 23Pandoras, Poetas asturianos para el s.XXI o Por partida doble, entre otras. Ha participado en festivales y encuentros de poesía dentro y fuera del estado español y ha disfrutado entre 2009 y 2010 de una beca de creación en la Residencia de Estudiantes de Madrid.




En la pared
el mapa del metro.
Pronto aprendes
que en este mundo agitado
las rutas son de papel.




El elefante se aleja a cuestas con la memoria
y dejamos la ciudad como si fuésemos jóvenes
– otras quimeras nos extinguen,
pero el cáliz siempre queda en los labios mojados,
sabe bien, a otra vida en la costa-,
todos lo demás lo escuchas de fondo
igual que una canción incomprensible, un
exceso, una marea de confetti.

Aquí no nos queda nada, el elefante se aleja
y seguimos bebiendo de esto
como si nos gustara.




Encontrar algo inútil y dorado,
un domingo o dejarte que me tomes
por la cola como magiafantasmanieblapoesía.
Hacer de estos versos excusa
y que después de usarlos queden limpios,
sin rastro de sudor roce o torpezas
que el poeta corrige y en las que el amante,
creyéndose poeta, reincide

reincide.




La chair est triste
pero cuando vuelvo al país
– la casa infinita es nuestro reino-
y te tomo con ganas
nada más que la mano
y dejamos que lo demás muera un poco
de puro vértigo,
la carne tiembla, y en ese temblor
sé yo que sonríe.




Lucy, la del cielo
con diamantes
murió ayer de lupus,
casi cuatro décadas después
del dibujo en el que bailaba
tan psicotrópica como la mente
de un niño de seis años.

Se nos extingue
la mitología de The Beatles,
preludio del hábito por el que desaparece todo
menos el plástico.




Diego Palmath, desde Zaragoza.
Fragmento poético.

(1977- Perú) Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, es fundador y miembro editor de la revista “La Caja Nocturna” Es fundador y miembro organizador de los recitales poéticos “El Sótano de Dios” realizados en Zaragoza, sus poemas han sido publicados en diversas revistas de Alemania, España y Perú así como en el monográfico “Joven poesía de Aragón” a cargo del poeta Manuel Vilas, es miembro del grupo organizador del evento internacional de literatura “La piedra en el charco” Teruel, 2008. Varios de sus poemas han formado parte de la muestra de videopoesía “Zaragoza ciudad muerta”. Actualmente reside en Zaragoza y prepara el poemario llamado “Zótano” de próxima publicación.




Parroquiano

Sin fe en la calle
   En la barra
Sin bebida
Envidrado, envitrinado
En alguna acera
Envidiado extranjero
Maniquí de la estepa sudamericana
Enconfundido en alguna España
O en cualquiera de las Dos
Fumador o no fumador
De un tirón tira
Vientre arriba en la hierba
Cubierto, encubierto
Por las sombras de la gigantomaquia.
   de los poetas Verdugos
   y de las Bacantes poetas
Enbacanaleslíricos de cubismo
Y cháchara brasileña
Con su parroquia enfrente
Y sus mendigos a cada lado
El bueno en el malo y el malo enlodado de
Medicinas panalcohólicas
De todo hay que meterse en el nervio
Recto
Empalado
Sacrificando días enteros
   en bares
   en fábricas
   en funerales
   en recitales
Encorvado frente al libro de visitas
Con las ventanas bien cerradas
Y el cierzo bien adentro
Envallejado
   en las crónicas Lou Reed.
Con antifaz de lobo
A ciencia incierta
Enmascarando mi voz
Para tu sordera.




COMBI

En cualquier sitio
Para llena sube baja
Cuida la espalda los pantalones
Las tetas que rebotan los baches que incomodan
En ámbar Cruza calla calle
En Lima no hay Metro
se fue a Santiago
– Toma la combi pues, com-pa-dri-to
La ventana soporta mi reflejo
es un holograma casi perfecto
el cielo es un pulmón cancerígeno
llora vallejitos degollados
que gritan antes de reventar
el pavimento.
  Ruedas
   Motores
    Gases
¿En Lima no hay Metro?
    Mejor!!!
Sólo la vértebra de la perra
Los huesos hambrientos
de un dinosaurio incompleto
El circo se abre mohoso y pobre
En un callejón algo inflamado
danza un viejo payaso
Un piojo pare un enano
Mezcalina Sanpedro Ayahuasca
La rueda entrega el dibujo
Se clava la espina en el ojo
La cuidad-cicuta sangra edificios populares
y ministerios caducos.
Sí sobrevuela en falso
Un bache un charco
un niño un semáforo muerto en rojo.




Espacio Lejano

Sólo veo hematomas
Trazos sin decorar en
Aquellos refugios que abandonamos
Sólo veo vidrios rotos
Sombras descalzas
Enviudo de mí al ver esas minúsculas
Partículas que dejamos.
La gente y sus conversaciones
Van disecando la imagen
Todo ese murmullo se empoza
En las palabras no dichas
Aquí mismo voy a fecundar el corte
Dejando una madeja de uñas apretadas
Pero antes, condenaré las esquinaS
                                                   U
                                                   C
                                                   C
                                                   I
                                                   O
                                                   N
                                                   A
                                                   R
Él fragmento
Antes, levantaré la muralla, las rejas
Las paredes, la piel fugitiva de un deseO
                                                        R
                                                        F
                                                        A
                                                        N
                                                        D
                                                        A
                                                        D
De consecuencias.




POEMA 7.5

“Vosotros sois los que están presos.”
Leopoldo María Panero.

No grites tanto boca
estás dentro de un orfanato.
Recuerda que la mitad de las estrellas
están todas rotas.
Procura el nado diurno
en la noche hay basura.
Intenta odiar a dios:
SOBRETODASLASCOSAS
Camina de puntillas
que la realidad está vigilada.
Aprovecha el desamparo,
las puertas cerradas,
los laberintos equivocados.
Así de cruel es el mundo.
La magia está en los niños muertos,
en la bolsa y en las apuestas.
Aprende a vivir en este descampado
que las fronteras ya no importan.
Y si no puedes dormir
construye un túnel desde tu celda.




PRIMERAS DIVAGACIONES

¿Cómo desdibujar el rostro del poema
antes del poema?
¿A quién o a qué preguntar
por esta desgracia?
¿Tus aventuras para el uso común?
¿Así, sin más?
¿Sin protección solar?
¿Sin invierno?

¿Cómo habitar el sueño
en esta insomne locura?
¿Embriagarse de contradicciones
en este bulímico desierto?
¿Cerveza sin alcohol?
¿A dónde buscar sexo
sin látex, ni píldora?
¿Innecesaria toda vasectomía,
imprudente toda ruptura de Falloppio?

¿Cómo hacer el amague, la gambeta
en esta cancha sin arcos.
En este ajedrez sin reyes?

¿Cómo diagnosticar la enfermedad
de un virus eterno que
divaga en el campo de batalla?




DE FRACCIONES

Duermes en la congelada mirada del que va
como si aquella forma trasmitiera un fin.
O el desgaste de lo dicho se hubiera vuelto
balbuceo en la diaria representación del vivir.
Al final de los dedos nace el teatro.
El viejo y cansino escenario donde repetimos
el viaje frenético. Un idayvuelta ineluctable
nos mantiene en su puño.
                   Féretro de espejos.
Las miradas auténticas me asustan auténticamente
porque su inocencia resalta el luto,
la caducidad de las palabras
o de tus palabras.
O lo que tus palabras quieren decir de las palabras.
Todo se agolpa en los espacios neutros
donde la vista no quiere ver
porque nos molesta la obviedad del cadáver.




REINICIAR

Palpita el final
dislocando el silencio de naves industriales.
Callejas de viento en polvo
madreselvas impedidas.
No hay necesidad
de girar el rostro.
Basta con escuchar todo el amarillo
que golpea la espalda.
Basta con no saber
que hay detrás de la puerta.




ESTRATEGIA

Dejar la mano a la deriva
epopeya hueca.
Para qué intentar la red
sobre la imagen.
Si nada deja de ser movimiento
si al caer vuelas
moneda rotatoria.
Crear el espacio para succionarlo
Como si POEMA fuera epónimo
de un pueblo ensombrecido.
Tacto intemporal.
Jamás hubo necesidad de entendimiento.





Julieta Marchant, desde Santiago de Chile.
Poesía inédita.

(Santiago, 1985). Licenciada en Literatura por la Universidad Diego Portales. Ha publicado el libro de poesía urdimbre (Valparaíso: Ediciones Inubicalistas, 2009) y la plaquette Té de jazmín (Santiago: Marea Baja, 2010). En el año 2008 obtiene la beca de la Fundación Pablo Neruda, y se desempeña como productora general de la revista literaria Grifo. En el año 2009 organiza, junto a Alexia Caratazos, el ciclo “desbordes: encuentro de arte femenino”; y dirige la revista Grifo. Actualmente, trabaja en la Universidad Diego Portales, cursa sus estudios de Magíster en Literatura en la Universidad de Chile, y se desempeña como editora en cuadro de tiza ediciones. Estos poemas forman parte de un libro inédito, aún sin título.



tu cara es puro deseo/ el desacomodo de salir del territorio de lo que quisiera retener/ el
frío puede explicarse, la bruma quizá/ esta escritura es una mancha, nada más/ borraré tu
silueta con la punta de la lengua/ en qué archivo, bajo qué lenguaje





el alcance de una mano que jamás ordenará lo revuelto
la totalidad de los objetos
que se abren para decir sus nombres y luego callan
y vuelven a cerrarse y de pronto ya no están
lo que fuimos descendiendo, los fragmentos son lo único posible
si hubo música acaso si hubo puentes escaleras sogas tal vez
si hubo tu cara mirándome cerca palpita tu acaso
la única fotografía y su relato
un bosque de eucaliptos al frente y la muralla
esa ventana que cerramos con un clavo oxidado
los vidrios que reflejaron tu espalda marcada por el respaldo de la silla
marcado por los círculos de la madera marcados por el hacha que la hizo estallar
el mantel a croché arrugado en el centro imagino
esa mesa que ya no está, todo parece antiguo pero cerca retumba
el pasado es la señal que tu mano hacía en el aire
la luz de la cámara penetrando los cuerpos
los cuerpos penetrándose entre sí
la carencia en los límites del recuerdo
tu lenguaje infante, lo precario que es salir cojeando sin mirarse los pies
perdonada por tu falta me aqueja el silencio
en el ruido del mar busco abriendo los ojos para presenciar
tu boca, acercándose al beso
temo a todo lo que no fotografié
temo al registro de las cosas en su mutismo
temo al cruce entre lo que guardo y lo que pude soltar
en la arena mis ropajes se mezclan con lo que serán
allá afuera lo que acontece me es ajeno, adentro
me obligo a poner sobre mí lo que yo misma hice
apretada y dura y dejándome en la insistencia de aflojar lo que éramos
temo reconocerme en la huída
sabiendo que dejé atrás lo que adelante en su presencia abría
mañanas tibias, la ternura de un cuerpo olvidándose de sí
sin miedo a su extraño, a su otro sucediéndose en capas
los vidrios reflejaron tu mano alzada sosteniendo un cigarro
en el humo oblicuo se me va lo que intento retener
ahora en el humo no hay acaso
la errancia no podrá ser definitiva
y sin embargo
la sombra se aleja y lo que ella proyecta
en la arena provoca su descomposición




por qué la necesidad del registro/ por qué la sombra no basta y hay que grabarlo todo/ por qué tu cara sigue sonriendo, incluso cuando sabes que estoy detrás/ por qué el pasado parece comerse lo que este paso lento pretende dejar/ por qué esa casa de madera que ya no tenemos sigue crujiendo/ pasos extraños la habitan/ pasos en la escalera de gente que no conocemos y la puerta cerrada/ por qué los términos existen desde sus fisuras/ por qué el mar/ por qué una foto del mar sin nadie/ por qué los paisajes también nos excluyen/ por qué recuerdo tu mano tal como sigue siendo/ por qué el espacio que separa los cuerpos/ por qué el mismo cuerpo/ por qué el viento sabe a lluvia de luz en febrero/ por qué las paredes/ por qué lo que no nos pertenece/ por qué desvivirse en el sonido agudo que dejan las huellas




en este dibujo está el reverso de tu cara/ cada nuevo trazo borra el anterior/ la escasa línea que alguna vez contuvo tu nariz/ nada sucede en tu rostro
en esta piel inmóvil se queda la ausencia

tu cuerpo es un hueco
el golpe de tu imagen
cruzando de la ventana hacia afuera




David Aniñir, desde Santiago de Chile
Fragmento poético e inéditos.

Nací en la mierdopolis Santiaguina el 29 de agosto de 1971, día domingo, resido en la comuna de Cerro Navia. Mis padres son Pedro Aniñir Millahual , originario de Cholchol, fallecido y María Guilitraro Puralef proveniente de Fresia , Llanquihue , ella sobrevive con dignidad. Mis primeros escritos fueron las cartas que redactaba a mi madre en su necesidad de contactarse con los parientes de su tierra sureña, a la edad de 11 años.

Mi labor como activista cultural mapuche se ha expresado en diversas acciones de arte tanto en santiago y regiones; video poemas junto al realizador audiovisual Francisco Huichaqueo. Fusión poético musical con bandas de rock. Performance e intervenciones de arte en espacios públicos.
Fui miembro del colectivo cultural Odiokratas con quienes desarrollamos múltiples actividades en las poblaciones vinculadas al rock y al fortalecimiento de la cultura popular y la identidad mapuche en los espacios urbanos.

Creador del concepto estético-poetiko MAPURBE. Concepción de identidad.

De formación autodidacta he distribuido mis poemas de manera independiente. La reedición de Mapurbe con Pehuen Ediciones obedece a la consolidación producida por la actitud de mi poetika en los espacios literarios y el movimiento mapuche. mapuche urbana que se ha acuñado al desarrollo del patrimonio cultural mapuche contemporáneo.

Mi obra poetika se ha difundido en diferentes antologías tanto en Chile como en el extranjero. Publicaciones por la web y ciertas cloacas literarias del ambiente peotiko.
Publicaciones : Antología 20 poetas mapuche contemporáneos, Lom ediciones ( 2003). Mapurbe, Odiokracia Autoediciones (2005). La Memoria Iluminada, Maremoto Ediciones , Málaga (2007). Pu Ul Martes Antu meu , Editorial U.C.S.H( 2007)., Kallfu Mapu , poesía Mapuche Contemporánea (2008), Ediciones Continente , Argentina.
Montaje de la obra de artes escénicas Mapurbe debajo del asfalto , Fondart (2009).

Proyecto Warriache , Dirac 2009 gira de promoción de arte mapuche contemporáneo en Marsella , Paris , Berlín , Barcelona y Girona.

He dicho




Yeyipun

Marri- marri wenu kvze
Marri- marri wenu fvcha
Marri-marri newen ñuke mapu
Marri-marri kuifi keche mapuche
Marri-marri kom pu che mapurbe

Marri marri kvyem wanglen kom newen wenumapu
allkutuain taiñ dugu
allkutuaiñ taiñ pvlyv
allkutuaiñ taiñ rakiduam
Memoria pú lonko, Pu machi, Pu weichafe, Pu werken
kom fvcha keche, petu mongeley

kelluaiñ tufachi weche keche mapuche warría mapu muley
kelluaiñ ta presos político mapuche
kvpaiñ tamvn kellun
weche keche, pichi keche, ullcha keche
liftuay taiñ piuque
liftuay taiñ rakiduam, taiñ mogen, taiñ pulyv
kelluaiñ taiñ rvpv meu, kelluaiñ tañi lof che
kvme amuleaiñ taiñ rvpv, taiñ kudaw, taiñ rvpv mogen
lonkontuaimvn, piukentukuaimun pu mapuche
newentuleaymvn pu weche keche weichafe
llekaleleaymun pu mapuche pu weichafe
wenu kvze, wenu fvcha, kelluain taiñ rvpv
elchen kvze, elchen fucha liftuay taiñ kutran rakiduamualu,
taiñ pullyv
kvme amuleaiñ kom mapuche meli witran mapu meu
newentuleaiñ pu lamgen, pu peñi
kvme amuleayiñ taiñ yeyipun, taiñ nguillatun, taiñ mogen mapuche wallmapu, taiñ petu mogelen kom mapuche
…. …. . … … .. .. .. .. kvme amuay taiñ pewma . … … .. .. .. ..marri chi weu !!!!



Perimontu

Una machi en actitud harcore
Una minosa punx atrevida
2.0
Desencadenando su yeyipunx al son del sol
En clave de luna
En llave de estrellas
Con riff de cometas
Una machi en actitud power metal
Con Newendy
Agitando su trance en el mosh
Saltando tierra abajo, al tajo
Tierra adentro, al rojo, al cuajo
Una machi de la pobla
Una hermusa mapunky borracha
Marichiwaniando eufórika
Porque andai puro marichiwaneando
Con su brebaje de acido sulfuriko y muday
En volà de kuymi
Cosmogónica dulcinea de la fabula terráquea
Una machi mapurbe con actitud sorpresiva
Con fibras de kalku por el torrente sanguinolente
Ascendiendo al rewe de alta tensión
Y al tronar de voltajes en noche de lluvia
Con el espiral del Slam al medio del foye
Una Guakolda de la esnaki
Toda Brígida Ella




Hacerla cortita

ir al hueso
sin asco, con ajo
puñalada certera
a la médula
a la hiel
con verso punzante
a la tráquea
a la yugular
bajo la piel
con certeza
con dolor
sin tristeza
con amor y odio
con ternura
sin vergüenza
con verdad
con templanza
con la esperanza de la venganza
ir, hacer y decir
acción directa
recuperando memoria
levantando la vista
observando al fascista
al poeta de pelos en pecho
y en la lengua
y en el silencio que lo acusa
porque el silencio también es resistencia.
recorre tu tierra-mapu
con la mochila cargada de dramas
y un lápiz,
con un dedo cruzas el mundo,
sé niño
sé joven al fornicar
y viejo al enseñar
sin remordimiento
a los tuyos
ve
anímate
y
hazla
c
o
r
t
i
t
a





WANGLEN

“tienes dos estrellitas en los ojos”
(tasala)

Wanglen lavaba su rostro en el pozo
Donde la tierra transpiraba agua cristalina
Que bajaba fría de sus ojos,

La luna se quitaba la ropa
– ella se empelotaba de la misma forma –
Mientras los zorros aullaban dentro del verde pitranto.

El cielo era una lira de poemas
Los versos guerrilleras nubes
Sin forma ni rima,
Un cometa en rebeldía como coma huía
Las estrellas en puntos suspensivos le seguían
Tras la pausa.

Una hoja azul extendida en el cielo
El pozo un espejo
Wanglen un poema en H2O
El bálsamo de la luna llena
punto final de su intima lujuria
Wanglen kuri malen
Lavas tu geografía con mi sangre.

Es cierto que callas de día y de noche duermes
Con el féretro de tus rosas negras
En el intervalo,
Conversa un lenguaje de Machi en trance
TROMÚ KALFU WENUMAPU
Nubes en el cielo azul
Pergamino reciclado
Espejo de los hombres
Donde tú escribiste como un erecto crepúsculo
Desfloró tu virginidad
Somos espíritus flotantes Wanglen
Las nubes son nuestro cuerpo
Que se unen en aguachentos coitos
Precipitándose en lluvia
nieve
O granizos
Hasta en cubitos de hielo, Wanglen
Para que nuestra sangre
Vaya a transpirar al pozo
Y tú te beba de nuevo mi cuerpo
Mi agua
Mi sangre
Y te bañes con ella
Hiervas el agua de canela
Hagas el té o el yupi
O el agua con harina tostada
Que tú le servías al transeúnte cansado.

Wanglen, somos espíritus flotantes
Cuerpos de nubes negras
Y sangre de lluvia.

Con mi sangre te lavabas en el pozo, wanglen.




Santiago en 100 palabras

Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare
Conchasumadre conchesumadre chuchetumare rechuchatumadre shetumare